EL REY REPUBLICANO

Mi foto
sevilla, sevilla, Spain
LA ESTUPIDEZ HUMANA LLEGA AL EXTREMO DE CREERSE CIVILIZADO (mundi martin iglesia)

viernes, diciembre 24, 2010

REVOLUCION. 2009. mixta sobre madera. 120x120. ( coleccion particular )






Revolución es una de mis obras mas apreciadas y queridas, en ella reflejo a la actual juventud, mucha de ella trabajadora, con intereses y ganas de luchar, con el espíritu revolucionario que nos dio el primero de los tiempos, Jesús...en el cual muestro dentro del cuadro, uniéndolo al actual seguidor, la pasividad en esa juventud, falta de valores la represento en la chica sentada, como si solo se tratase de eso de sentarse y pasar vivir ajeno al Mundo, detrás de ella, el Ángel en urna de cristal, representa la única actividad política y social que muchos desempeñan...las votaciones, con lo cual nos da derecho a todos, al menos eso creen, cuando la realidad es otra, por encima...la figura con el micro, representa el poco valor que se le da a todo aquel que ejerce una carrera, que se mata a trabajar, investigar, estudiar...periodistas hay en el paro, mientras que frikies, hacen el supuesto trabajo suyo...años de conservatorio, para que luego le den discos a los triunfitos...o simples bobos llamados grandes hermanos, donde se le da una importancia,,supongo que por que generan dinero...es posible que vivamos en un mundo al revés..pero es el que no toca vivir.

1 comentario:

  1. Hola, Mundi.
    En un rato que me entretengo con el portátil, he encontrado tu blog, entre tantos otros. Me obliga la sensatez, después de leer tu comentario, de que no te falta razón en tus letras, nuestra sociedad, se ha formado en su desarrollo, con el objetivo, de la riqueza fácil, de ahí, que los verdaderos profesionales y talentos, queden aparcados, por un ritual procedente de la España profunda, cuando no existía la caja tonta, el critiqueo y la comidilla curiosa de hechos y vidas ajenas, y lo que más sangra, es, que a éste tipo de nuevas ocupaciones, la tv, se explaye en hacérnoslas ver como algo digno, propio de las libertades democráticas, y por supuesto, tienen todo el derecho a hacer del gilipollismo, su oficio, de seguro, no le faltarán adeptos.
    Podríamos, entre todos, decir ¡basta!, aunque nos salgan callos en los dedos, de darle tanto a la tecla para escribir nuestro clamor, y hacerlo oír en éste mundo de individualismo privado, haciéndo posible, que sin conocernos de amistad personal in situ, sí unamos criterios sobre ésta, nuestra, sociedad al revés.
    Un saludo.
    Juan Saura.

    ResponderEliminar